21 sept. 2007

Economía freaky: percepción vs realidad

La crueldad de las estadísticas

A mediados de 1999 decidí tomarme un año sabático. Recién terminé la carrera y me fuí a América Central a ver mundo. Mi primer destino fue Costa Rica. Recuerdo, especialmente, la insistencia de las personas de mi entorno en encontrarle peligros a la aventura, sobre todo por la presenia de serpientes venenosas.

Ya antes de partir me sorprendió la mala fama que tienen las serpientes venenosas ticas. Y un buen día, leyendo un periódico viejo en Cahuita, mi sorpresa se volvió carcajada. Había en un rincón una pequeña notícia parecida a esta:
"En Costa Rica es 4 veces más probable morir de caída de coco en la cabeza, que hacerlo por mordedura de serpiente"

¿Así, por qué mi abuela me recomendaba mirar hacía abajo cuando el peligro real estaba arriba?

Notícias acerca de peligros estadísticamente no significativos

Recientemente una piedra lanzada desde un acantilado alcanzó un kayak doble, padre e hija, con consecuencias casi trágicas, en la población de Llançà. Tal fue el revuelo mediático que algunas empresas dedicadas al kayak de mar tuvieron que anular excursiones por el peligro que suponía la caída de piedras, ya sea accidental o con mala baba. ¿no es más probable que los participantes mueran en accidente de coche mientras se acercan a la playa desde la que se inicia la excursión?

Trasladémoslo a la política

El poder y el peligro de los "medios de masas" está en el hecho de que pueden crear sensaciones de peligro basadas en percepciones, y no en la realidad. Por ejemplo: Catalunya. Le ha tocado asumir el rol de ofidio tico. De golpe dos personas queman un retrato del rey y Catalunya se Batasuniza. Hay un padre que quiere escolarizar a su hijo en español y se nos cae Babel encima (recomiendo los comentarios del blog de Enrique Dans: ¿Madrid o Barcelona? a modo de ejemplo).

Quizás ha llegado el momento de levantar la cabeza y mirar el coco que nos viene encima.

Nota: La economía freaky, de Steven D. Levit y Sthephen J. Dubner . Muy recomendable para ver cómo el cruce de datos desmonta percepciones.